lunes, 13 de octubre de 2014

...de lo viejo a lo nuevO



¡Hola amigos!

Hoy os voy a enseñar un trabajo de restauración que por cierto me quito bastante tiempo más de lo que yo pensaba. Como se puede ver es un sillón que a la primera vista parece que está bien pero no es así, es bastante antiguo y de hecho olía bastante más cuando lo recogí…ups... de la calle. Me pareció una idea fantástica cuando lo vi abandonado en la calle, de cogerlo e intentar restáuralo, pero claro primero tenía que averiguar por si la estructura de madera era bastante fuerte y el trabajo merecía la pena. La encontré bastante bien aunque tuve que ponerle algunos codos metálicos para darle un poco más de refuerzo y estabilidad. Bueno si miráis las fotos os van a indicar más o menos los pasos que seguí hasta dar con el producto final.  Mi idea inicial era hacerle un “vestido” de crochet pero cuando lo termine estaba ya cansada para seguir con la idea así que lo deje de momento en este estado. Quizás más allá, más adelante…. 


Lo que decía anteriormente, aparentemente estaba muy bien pero olía mal y otro remedio no veía yo más que quitarle todo el relleno y tapizarlo de nuevo.

 


De hecho partes del material estaba ya podrido por lo cual dentro de un tiempo, o simplemente intentar lavarlo, se hubiera roto, si o si…






 quería decir desnudo, hahaha...



Bueno en el paso 2. ya se puede ver el trabajo adelantado. Después de quitarle todo el relleno reforcé la estructura de madera con unos codos metálicos y clavos. Luego empecé a pintar las patas de color negro y allalala…ya empezaba a oler a nuevo.  





 El siguiente paso ha sido atar los aros (después de lavarlos) con cuerda tanto en la parte de arriba como la de abajo. Encima puse la primera capa de tela para que no entre el polvo y proteja la espuma, que por cierto, la espuma me la cortaron a medida (las medidas junto con la esquema del corte se las entregue yo) y por ultimo ha sido tapizarlo con la tela que se ve en las fotos. Para eso he utilizado la máquina de coser.  Y ya ESTA!!!



Quizás os preguntáis dónde he aprendido hacer eso, pues viendo a mi padre cuando era una niña como reparaba y restauraba los sillones y los sofás que se rompían de tanto lo que saltaban y jugaban mis hermanos encima de ellas. Y yo también…no me excluyo, hahaha...Gracias papa!


Bueno espero que os guste y a ver si regreso pronto con cosas nuevas en el blog. 
 

3 comentarios:

  1. Guau!!!!!!Que artista!

    ResponderEliminar
  2. Hahahah, así es, siempre me han despertado mucho interes. Gracias!

    ResponderEliminar